El Castillo de Trevejo

El castillo de Trevejo, se encuentra en el extremo noroeste de la provincia de Cáceres en la falda meridional del sistema Central, con suaves y contrastados valles, ricas riberas, con gran aporte fluvial que afloran en manantiales de aguas frescas y cristalinas que corren por arroyos y torrenteras. Todo esto forma un privilegiado enclave de bellos paisajes con gran colorido. El clima es benigno entre continental y atlántico. Con una vegetación de pino mediterráneo, castaños, robles y sauces, conjuntándose con el monte bajo de brezos y acebos.

Este castillo lo calificaríamos como monumento singular de Extremadura, goza de privilegiada situación, se yergue en lo alto de un escarpado cerro, como eterno vigía de un tiempo en que las tropas musulmanas querían perpetuar’ su dominio sobre la sierras que domina su entorno. En este castillo, como en otros muchos de nuestra región, los restos que persisten en la actualidad se reducen a una serie de lienzos en deficiente estado de conservación, por el abandono a que ha sido sometido a lo largo del tiempo, cuando ya había pasado su resultando ya necesaria.

Este conjunto declarado como bien de Interés cultural, fue construido en época musulmana, no como nos ha llegado, sino como torre de vigía, probablemente en el siglo VIII o IX raíz de la toma de la ciudad de Coria de establecer en esa ciudad su bastión principal en la zona, pasando a llamarse Medina Cauria. Del castillo de Trebejo, restan aun ruinas de incomparable belleza, dignas de tenerse en cuenta quizás una de las construcciones militares de época medieval más bellas de nuestra provincia.

Este conjunto monumental lo forman, el castillo, el campanario (espadaña), las tumbas antropomorfas excavadas en las rocas junto a la iglesia cuya advocación esta dedicada a San Juan Bautista, así como toda la villa, están declaradas como bien de interés cultural. En 1994 se inició una campaña de restauración de varios monumentos, entre ellos la torre de l Homenaje posteriormente la espadaña del siglo XV sobre un tramo de la primitiva muralla, hoy desaparecida y que posiblemente fuera construida en el siglo XII. La iglesia de San Juan Bautista restaurada en el siglo XVI, sobre otra más antigua. Junto a esta se encuentran unas tumbas antropomorfas labradas en la roca y de esplendida factura. Como en la mayoría de las fortalezas medievales, el castillo de Trevejo se encuentra en precarias condiciones como consecuencia de la voladura de los franceses en su retirada (junio-julio de 1812) como consecuencia del hostigamiento que por el oeste tuvo lugar con tropas hispano-luso-británicas, dirigidas por el General Arthur Colley Wellesley, mas tarde duque de Wellington.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s